Windows 8

La espera ha terminado. Después de varios meses de espera, de haber instalado Windows 8 en el portátil, de haberlo testeado durante dos semanas en un portátil realmente modesto, Microsoft ha lanzado al mercado con puntualidad suiza el nuevo sistema operativo de la familia: Windows 8.

Y la verdad que no ha venido solo, sino que hoy día 26 de octubre también ha sido presentado en sociedad la plataforma Windows Store y el dispositivo Microsoft Surface, el tablet con el que la compañía de Redmond entra en el mercado de los tablets para competir con otros huesos del mercado como son Google Nexus 7, Samsung Galaxy Tab o el reciente iPad mini -aunque para este último no hay que luchar mucho para superarlo-.

Volviéndonos a ceñir sobre el sistema operativo, la verdad que las expectativas son altas. A ver, venimos de un sistema como Windows 7 que ha sido galardonado como el sistema con una tasa de crecimiento y adopción más rápida hasta la fecha, incluso llegando a superar al mismísimo Windows Xp en su día. La cuota de uso, como podéis ver, ha ido en aumento mes a mes, notándose un proceso de migración de usuarios de Xp a 7.

Sistemas operativos septiembre 2012
Declaraciones

Steven Sinofsky, presidente de la división de Windows y Windows Live:

“Windows 8 ha soportado 1.240.000.000 horas de prueba frente a un público de 190 países. Ningún producto en ningún lugar recibe este tipo de pruebas en todas las parte del mundo. Además, será el primer sistema operativo en aprovechar los servicios cloud como una parte importante del mismo.”

Si hemos de analizar este comentario, ha olvidado que hay otra filosofía de programación que se denomina software libre (más conocido como open source) y que los programadores de esta rama pueden estar incluso más horas probando programas, pero eso es harina de otro costal y que no interesa comentar.

Steve Ballmer, Consejero Delegado de la compañía, se ha llenado la boca de frases eufóricas:

“Los ordenadores que cuenten con Windows 8 son los mejores PCs de la historia. La experiencia de los usuarios que utilizan Windows 8 es realmente mágica”

Si volvemos al terreno nacional, Maria Garaña, presidenta de Microsoft España, explicaba lo siguiente:

“Con el lanzamiento de Windows 8, Microsoft está presentando hoy un Windows reimaginado. Disponible en cualquier dispositivo, ya sea en una tableta o en un portátil; para las tareas que cada usuario necesite, bien para consumir o crear contenidos; e independientemente de si nos encontramos en un entorno de ocio o de trabajo. Windows 8 presenta una experiencia personalizada que se adapta al estilo y necesidades de cada persona”.

Windows 8, que nos ofreces?

Hay muchas novedades desde el punto de vista de la usabilidad, ya que hay barras laterales nuevas, cambios radicales en el diseño, etc. Pero lo que tenéis que tener en cuenta para saber que estáis en Windows 8 es lo siguiente:

Primero de todo: lo he analizado muchas veces; para empezar, Microsoft entra de lleno en los dispositivos táctiles. Ojo, eso no quiere decir que Windows 8 tenga un uso exclusivo para este tipo de dispositivos, sino que se trata de una vertiente más en el duro terreno de los sistemas operativos. Particularmente lo he probado en un sistema con teclado y ratón y funciona a las mil maravillas.
Segundo: la nueva interfaz Metro cambia radicalmente el diseño al cual estábamos acostumbrados hasta ahora. Si hasta ahora cuando abriamos el ordenador ya nos aparecía directamente el famoso “escritorio” de Windows, ahora nos aparece el remozado menú Inicio, con todas las aplicaciones, servicios y demás utilidades que queramos. Esto nos facilita mucho la vida para localizar lo que estamos buscando en ese momento dando un vistazo rápido.
Tercero: No perdéis el escritorio. De hecho, es una “pestaña” más que veréis desde el menú Inicio. Tocándolo, veréis el escritorio de toda la vida, como si nada hubiese cambiado.
Cuarto: Una vez en el Escritorio, os aviso que hay dos barras laterales -una a la izquierda y otra a la derecha- que por defecto son invisibles. La barra lateral izquierda se activa cuando pasáis el cursor al lado superior izquierdo de la pantalla. Entonces se abre un panel donde podéis ver todo lo que tenéis abierto. En cambio, la barra derecha (llamada Charms) es la que nos ofrece herramientas como la “configuración”, “búsqueda”, etc.

Insisto, seguramente me deje muchísimas cosas, incluso otras tantas que desconozca y que ni sé que existen, pero bueno, lo más importante (desde el punto de vista de la usabilidad) creo que está todo por aquí.
Versiones

Windows 8 llega al mercado con las siguientes versiones:

Windows 8 RT: es la versión que os encontraréis en los dispositivos como tablets, etc. Hablando técnicamente, está optimizada para procesadores con arquitectura ARM (lo dicho, para tablets y demás)
Windows 8: a secas
Windows 8 Professional Edition: edición con más características que la anterior versión
Windows 8 Enterprise Edition: edición para empresas

Windows 8 Metro Start
Precio

Microsoft ha tirado toda la carne en el asador y ha apostado por una política de precios realmente interesante para los usuarios. Hay diferentes formas de conseguir Windows 8, que son:

Los usuarios que actualmente estén utilizando Windows XP, Windows Vista o Windows 7, pueden acceder a la descarga online de Windows 8 Professional por un precio de 29,99 euros.
Tal y como os comenté en esta noticia, los que hayan adquirido un PC con Windows 7 entre el 2 de junio de 2012 y el 31 de enero de 2013 podrán acceder a una descarga de Windows 8 Pro a un precio de 14,99 euros desde este enlace.
Finalmente, el precio que no han confirmado que tendrá Windows 8 desde la tienda -en su caja- será de 59,99€.

Veredicto

El día ya ha llegado, a partir de ahora empieza la experiencia Windows 8. No obstante, hay usuarios y analistas que critican que la curva de aprendizaje de Windows 8 será terrible. Si, hay detalles que son cambios radicales a lo que hemos conocido hasta ahora, pero bueno, yo tardé unas cuantas horas a adaptarme, la verdad… Y al fin y al cabo, como todo lo nuevo, ¿verdad?, aquí ya depende de cada uno.

Particularmente, como he dicho en otros post, a mi me gusta Windows 8, no tengo ningún problema. Los únicos problemas que tuve con algunos programas fue porqué mi portátil no da para más. Pero para el día a día, con una máquina mejor que el -ya famoso- portátil, Windows 8 va estupendamente bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s