Galería

15 consejos y 10 trucos para alargar la batería de tu móvil

Apertura batería móvil

Sigue estos consejos para estirar el funcionamiento de la batería de tu dispositivo Android o iOS al máximo, y no te volverás a quedar colgado.

Utilizamos nuestros dispositivos favoritos para hacer cientos de cosas al día, pero su talón de Aquiles continúa siendo la autonomía de la batería, especialmente si empleamos los ajustes por omisión y nos limitamos a utilizar el teléfono o tableta tal y como viene de fábrica. Sin embargo, no tenemos que conformarnos con ello, en la mayoría de los casos, solo tendremos que hacer unos pequeños cambios para prolongar su funcionamiento de forma notable.

1. Buena conservación

No es necesario que la batería se descargue por completo. De hecho, lo mejor es que no se descargue del todo, excepto si vas a realizar una recalibración. Para realizar un buen mantenimiento de la batería, procura que nunca se quede por debajo del 5% de capacidad antes de recargarla. También es muy buena idea que no utilices valores de recarga absolutos, es decir, prueba a recargarla en diferentes porcentajes de uso (10%, 30%…). Y no dejes que el dispositivo continúe enchufado una vez que se haya alcanzado el 100% o reducirás su eficiencia.

2. Segundo plano

Cada vez son más las aplicaciones que pueden realizar tareas de fondo, lo que significa que seguirán consumiendo ciclos de procesador y otros recursos aunque no estés usándolas. El mejor modo para asegurarte de que nada esté afectando al uso de tu dispositivo es que salgas de cualquier proceso una vez que hayas finalizado su uso.

Barra multitarea iOS

En Android, ve a Ajustes/Administración de Aplicaciones/Todas, donde podrás ver cuántos recursos está consumiendo cada una. Selecciona la que desees y finalízala. En iOS, accede a la barra multitarea, pulsa cada uno de los iconos mostrados hasta que aparezca el de cierre y pulsa sobre él.

Donate Button with Credit Cards

3. Las conexiones

WiFi, Bluetooth y 3G son las principales conexiones del dispositivo que se mantienen activas por omisión. Si bien WiFi y 3G se utilizan con frecuencia, en el caso de la conexión Bluetooth, lo más probable es que no sea así. Nuestra recomendación es que la actives solo cuando vayas a utilizarla. En cuanto a la conexión WiFi, mantenla desactivada en aquellos casos en los que no esperes utilizar una conexión de estas características a corto o medio plazo.

Algo parecido es lo que ocurre con la conexión 3G. Si bien es cada vez mayor la cobertura de este tipo de redes de datos, en muchos casos, es bastante probable que no vayas a (o quieras) utilizarla. En Android, sigue la ruta Ajustes/Conexiones inalámbricas y redes/redes móviles; y, en iOS, dirígete a Ajustes/General/Datos móviles y desactiva dicha función.

Modo avión en Android

Por su parte, si vas a realizar un trayecto en el que no puedas/quieras ser molestado, nada mejor que activar el modo Avión. Ahorrarás el máximo de batería y todos los mensajes, notificaciones y llamadas perdidas te estarán esperando en el punto de destino, una vez que desactives dicha función. Para activarlo en Android, mantén pulsado el botón central y selecciona el Modo avión. En iOS, dirígete a Ajustes y activa el modo Avión.

4. Nivel de brillo

Estos dispositivos tienen la capacidad de regular la intensidad de brillo de la pantalla en función de cuál sea la cantidad de iluminación disponible en la estancia donde se esté utilizando. Ahorrarás batería ajustando el brillo de la pantalla a un nivel medio, cómodo para la mayoría de los usos. En Android, ve a Ajustes/Pantalla/Brillo; mientras que, en iOS, dirígete a Ajustes/Brillo y fondo de pantalla.

Ajuste brillo en Android

5. Los mapas, en local

Cada vez que consultas la aplicación Mapas, solo estará cacheada en tu dispositivo la información correspondiente a la última consulta realizada. Esto significa que, si necesitas información o la ruta de un punto distante sobre el último consultado, la app deberá tirar de la conexión a Internet y descargar la información pertinente.

OruxMaps

Con un poco de previsión, podrás obtener resultados más satisfactorios utilizando aplicaciones de mapas off-line. Así, por ejemplo, si descargas previamente al dispositivo los mapas de la zona que tienes pensado visitar, ya no tendrás que tirar de conexión de red y la experiencia será más rápida. En Android, tendrás a tu disposición la función de mapas off-line del propio Google Maps o bien la app gratuita OruxMaps. En iOS, existe la gratuita Galileo Offline Maps y Offline Maps por 0,89 euros.

Donate Button with Credit Cards

6. Localización, solo la necesaria

La mayoría de aplicaciones registran tu ubicación geográfica, y abarcan desde las evidentes (mapas, brújula o Buscar mi iPhone) hasta las no tanto (Twitter, WhatsApp o SoundHound). El caso es que, cada vez que utilizas una, tu dispositivo acudirá al GPS y a los datos de las antenas de telefonía y puntos de conexión WiFi para determinar el punto geográfico en el que te encuentras. El impacto en consumo de batería es elevado, y más si la app en cuestión presenta un bug en su funcionamiento.

Para desactivarlo, en Android, ve a Ajustes/Ubicación y seguridad o Configuración/Servicios de ubicación. Una vez que lo desactives, cada una de las aplicaciones que requieran incluir información de localización mostrarán un mensaje solicitando permiso.

Localización en iOS

En iOS, te recomendamos que eches un vistazo a la lista de aplicaciones englobadas en Ajustes/Privacidad/Localización y examines aquellas a las que quieras permitir dicho uso. Nosotros te aconsejamos que te dirijas a la parte inferior del listado, hagas tap sobre Servicios del sistema y desactives capacidades tan útiles para Apple, pero tan poco útiles para ti, como Diagnóstico y uso, iAds según ubicación o Conexión de red WiFi.

7. Quién es mi operador

Por omisión, el sistema operativo tiene ajustada la búsqueda de operador en modo automático, así que, cada vez que enciendas tu dispositivo, salgas del modo Avión o, simplemente, se quiera recuperar la cobertura perdida de telefonía, se encargará de hallar y registrar todos los operadores disponibles de la zona y seleccionará aquel que (simplificando enormemente el proceso) coincida con los ajustes de tu SIM, micro-SIM o nano-SIM.

Selección de operador en iOS

En la mayoría de los casos, este es un proceso más largo que si decides indicar tú mismo cuál es el operador. Para conseguirlo en Android, selecciona Ajustes/Conexiones inalámbricas/Redes móviles/Operadores de Red. En iOS, dirígete a Ajustes/Operadores.

8. De push a consulta manual

Esta es la tecnología encargada de sincronizar los cambios de información desde y hacia tu dispositivo justo poco después de que se produzcan, lo que significa que recibirás los mensajes de correo electrónico poco después de que hayan aterrizado en el servidor, o que tendrás las notas, eventos de calendario y tareas reflejados de forma instantánea en el resto de dispositivos compatibles cada vez que realices un cambio.

Push

Si bien es muy conveniente mantener dicha información sincronizada, lo cierto es que la mayoría podemos prescindir de las actualizaciones inmediatas en la recepción del correo electrónico, cambiando el ajuste Push por la consulta manual (esto es, se consultará la disponibilidad de nuevos mensajes solo cuando abramos la aplicación Mail). En Android, puedes modificarlo en Ajustes/Cuentas y sincronización; mientras que, en iOS, para cambiar dicho ajuste, dirígete a Ajustes/Correo, contactos, calen./Obtener datos. Aquí, desactiva el ajuste Push y selecciona Manualmente.

9. Cuidado con compartir Internet

Si hay una capacidad que pueda agotar con mayor celeridad la batería de tu móvil, esta es la de compartir Internet. Cuando la activas, tu dispositivo pasará a actuar como un punto de acceso WiFi al que podrán unirse otros clientes (ordenadores, tabletas, otros dispositivos móviles…), de modo que será el encargado de realizar las peticiones y devolver a cada uno de los clientes conectados la información pertinente.

Compartir Internet en Android

Si decides usarlo, hazlo preferiblemente siempre que puedas tener el móvil conectado a una toma de alimentación, y asegúrate de que la red inalámbrica creada cuente con una contraseña para que solo accedan personas de confianza.

10. El silencio es vital

No en todos los juegos el sonido/música tiene una función relevante o no en todos es preciso mantener ambas opciones activas para disfrutar unos cuantos minutos de «tapeo» sobre la pantalla del dispositivo. Si el juego lo permite, desactiva la música y mantén solo los efectos; y, en el mejor de los casos, desactívala por completo. Otra opción que mejora el consumo es utilizar auriculares en vez del altavoz incorporado.

11. Apagado automático

Puedes ajustar el tiempo que ha de transcurrir antes de que la pantalla se apague automáticamente, aunque lo mejor es pulsar el botón de encendido cada vez que hayas terminado de realizar una tarea. En Android, ve a Ajustes/Pantalla/Modo de ahorro de energía y a Ajustes/Pantalla/Tiempo de espera. En iOS, acude a Ajustes/General/Bloqueo automático y marca la opción de 1 minuto o 2 minutos.

Bloqueo automático

12. No abuses del flash

Si echas un vistazo, probablemente las aplicaciones que utilizas con más frecuencia incluyen la capacidad de realizar fotografías; y eso está muy bien. Pero, la próxima vez que vayas a tomar una foto bajo condiciones de luz en las que el dispositivo no dudaría en disparar el flash, cambia el modo a manual e indica tú la zona de exposición. Te sorprenderás al comprobar que los resultados son más naturales y equilibrados. Una ventaja adicional es que habrás prolongado la autonomía de tu dispositivo.

13. Mejor en frío

No puedes controlar la temperatura de tu entorno, y poco podrás hacer cuando utilices tu dispositivo bajo el abrasador sol de un día de verano, pero, en las situaciones en las que sí tengas el control, procura que el dispositivo se mantenga lo más fresco posible y contribuirás a que realice un menor consumo. Por tanto, procura no dejarlo sobre cuerpos que puedan emitir calor o en situaciones donde la exposición prolongada al sol termine sobrecalentándolo.

14. No actualices el sistema

Parece un sinsentido, ¿verdad? Después de todo, las actualizaciones del sistema son las encargadas de corregir fallos, mejorar el funcionamiento de las características existentes e introducir nuevas capacidades…además de nuevos bugs.

Actualizaciones de software

Date tiempo y, excepto que la actualización aporte una corrección sobre un fallo evidente que estuvieses padeciendo, no la apliques de inmediato antes de comprobar sus posibles efectos, algo que aparecerá en foros y fuentes de análisis serios al poco tiempo. Recuerda que es muy fácil actualizar el sistema a una nueva versión, pero no tanto volver a la anterior.

15. Medición de la batería

Son infinitas las aplicaciones que ofrecen una monitorización avanzada de la batería de nuestros dispositivos, siendo en todos los casos ellas mismas responsables de un consumo excesivo, debido a su funcionamiento en segundo plano. Realmente, la información útil es la que ya nos proporciona el sistema, mientras que el resto la presentan y amplían. Nada relevante desde el punto de vista de un uso normal del dispositivo. En definitiva, para prolongar la autonomía de tu dispositivo… evita instalar este tipo de aplicaciones.

10 trucos que funcionan

Ten en cuenta estas pequeñas triquiñuelas si tu dispositivo integra el sistema operativo Android:

  1. Utiliza fondos estáticos en vez de dinámicos, que consumen más batería.
  2. Monitoriza el uso de la batería desde Ajustes/Acerca del teléfono/Uso de la batería para saber qué aplicaciones realizan más consumo y cerrar su proceso o sustituirlas por otras.
  3. Echa mano de JuiceDefender para realizar una gestión eficiente, definir perfiles de uso y establecer acciones, por ejemplo el acceso vía WiFi cuando estemos utilizando el dispositivo en una ubicación determinada.JuiceDefender
  4. Reduce el uso de widgets porque son procesos en segundo plano que demandan actualizaciones constantes de datos; y en los instalados, establece una pauta de actualización no muy intensa (intervalos de horas).
  5. Juega conectado a la toma de alimentación, ya que los juegos hacen un mayor uso de las capacidades 3D, y, por tanto, del consumo de la batería.

Por su parte, si cuentas con un dispositivo móvil basado en la plataforma iOS:

  1. Evita las notificaciones. Deja las importantes (Ajustes/Notificaciones), define el modo de recibirlas y que se registren en el Centro de notificaciones, sin globos ni sonidos.
  2. Desactiva las descargas automáticas de la App Store y Quiosco desde Ajustes/iTunes Store y App Store, y Ajustes/Quiosco, respectivamente.
  3. Cuelga el cartel de no molestar aprovechando la característica introducida en la última versión del sistema y solo recibirás notificaciones, llamadas y mensajes de los contactos VIP. De este modo, ahorrarás en activaciones de pantalla, vibraciones y tonos.
    No molestar en iOS
  4. No envíes informes de fallos. Por omisión, el iPhone envía vía red una serie de datos relativos a errores en el funcionamiento de aplicaciones y del sistema. Desactiva esta característica en Ajustes/General/Diagnóstico y uso.
  1. Limita el uso de Siri y dictado por voz a aquellas situaciones en las que cuentes con una conexión a Internet que sea realmente rápida.

Donate Button with Credit Cards

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s